Entrevista a profesora Lorena Carvajal

Profesora Lorena Carvajal Arenas: ¨El Proyecto es loable en su finalidad, porque tanto en Chile como en América Latina el acceso al financiamiento continúa siendo limitado para una fracción importante de las Pymes¨.

Abogada PUCV, Magister en Derecho Romano y Contratos, Universidad de Roma II -Tor Vergata-, Magister en Derecho Comercial Internacional, Universidad de Roma La Sapienza, Doctora en Derecho por la Universidad de Portsmouth, Reino Unido.
 
Profesora de Derecho Comercial, Escuela de Derecho, PUCV.

El día 5 de julio de 2016 se ingresó un Proyecto de Ley (boletín nº 10.785-03), cuyo objetivo es modificar la Ley Nº 20.416, que fija normas especiales para empresas de menor tamaño en materias de plazo y procedimiento de pago a las micro y pequeñas empresas. Durante el mes de mayo de año 2018 el Proyecto volvió a la palestra pública debido a que el Gobierno ingresó una serie de indicaciones al mismo.

El referido Proyecto busca el pago oportuno de las deudas contraídas con Pymes a través del establecimiento de plazos, la regulación del incumplimiento de los mismos, aplicación de intereses por morosidad y el derecho a indemnización. En suma, se busca establecer una mayor simetría en las relaciones de comercio y prestaciones de servicio que efectúan las Pymes por su rol en el mercado, su aporte en la generación de empleos y las dificultades que presentan para acceder a fuentes de financiamiento formales.

¿Qué opinión le merece el ingreso del Proyecto?

El propio Proyecto de Ley establece que “La iniciativa busca establecer mayor simetría en las relaciones de comercio y prestaciones de servicio que efectúan las empresas de menor tamaño particularmente las pequeñas y microempresas considerando su posición en el mercado, su baja participación en ventas y exportaciones, su aporte en la generación de empleos y las dificultades que presentan para acceder a fuentes de financiamiento formales”.

El Proyecto es loable en su finalidad, porque tanto en Chile como en América Latina el acceso al financiamiento continúa siendo limitado para una fracción importante de las Pymes (menos del 15% del crédito total en la región tiene como destino el sector de las Pymes, aunque estas son la mayor parte de las unidades productivas y las responsables de cerca del 80% del empleo).

La pyme enfrenta obstáculos para acceder al crédito y también tasas de interés muy altas debido a el riesgo de incumplimiento (default); falta de colateral y/o garantías reales o personales; historial crediticio (rating credit). Esto último significa que, muchas veces, sobre todo al inicio de su existencia jurídica, la banca carece de información acerca del comportamiento crediticio de cada pyme.

La evolución reciente de los sistemas financieros en la región no ha respondido adecuadamente a la demanda de instrumentos de crédito a nivel empresarial. Aunque algunos países ampliaron el crédito empresarial, la brecha de financiación entre Pymes y grandes empresas persiste como un desafío fundamental en la región. 

Por lo tanto, un Proyecto de Ley que estimula el pago oportuno a la pyme significará que esta contará con financiamiento adecuado para el desarrollo de su giro sin necesidad de endeudarse (apalancamiento) o de recurrir a otros sistemas para inyectar recursos a su empresa, como podría ser el aporte de capital por los socios o la capitalización de utilidades. 

A su juicio ¿existe un método más eficiente para promover el pago oportuno a las micro y pequeñas empresas?

En el Cuerpo B, página 3, de El Mercurio de Santiago del 28 de julio de 2018 se consigna que el Presidente de la República anunció que se intentará limitar el uso del IVA como crédito fiscal en el caso de facturas no pagadas. Esta es una gran idea, porque –en vez de “castigar” a las grandes empresas con una multa o el pago de una indemnización a la pyme, lo cual, seguramente, generará el término de la relación entre la gran empresa y el proveedor– estimula de manera positiva el pago oportuno. 

Hoy en día se habla del establecimiento de un plazo de 60 días de pago, a su juicio ¿es adecuado aquel plazo? y ¿por qué?

En el Cuerpo B, p. 3, de El Mercurio de Santiago del 28 de julio de 2018 se consigna que el Presidente de la República anunció que el Proyecto de Ley se modificaría de 60 a 30 días. Entre menos días, mejor, por razones obvias. Para la gran empresa, no pagar a tiempo o concederse un plazo extendido para pagar a la pyme significa una forma de financiamiento a costo 0. Esta ley modificará esta situación. Por lo tanto, la gran empresa debe comenzar a preparase, en el sentido de organizarse adecuadamente para no padecer el impacto.  

A su juicio ¿existe un método más eficiente para promover el pago oportuno a las micro y pequeñas empresas?

En el Cuerpo B, página 3, de El Mercurio de Santiago del 28 de julio de 2018 se consigna que el Presidente de la República anunció que se intentará limitar el uso del IVA como crédito fiscal en el caso de facturas no pagadas. Esta es una gran idea, porque –en vez de “castigar” a las grandes empresas con una multa o el pago de una indemnización a la pyme, lo cual, seguramente, generará el término de la relación entre la gran empresa y el proveedor– estimula de manera positiva el pago oportuno. 

Hoy en día se habla del establecimiento de un plazo de 60 días de pago, a su juicio ¿es adecuado aquel plazo? y ¿por qué?

En el Cuerpo B, p. 3, de El Mercurio de Santiago del 28 de julio de 2018 se consigna que el Presidente de la República anunció que el Proyecto de Ley se modificaría de 60 a 30 días. Entre menos días, mejor, por razones obvias. Para la gran empresa, no pagar a tiempo o concederse un plazo extendido para pagar a la pyme significa una forma de financiamiento a costo 0. Esta ley modificará esta situación. Por lo tanto, la gran empresa debe comenzar a preparase, en el sentido de organizarse adecuadamente para no padecer el impacto.  

¿Qué opinión le merece que el Estado encabece los rankings de peores pagadores, específicamente el sector de salud, y municipalidades?

La carencia de recursos en el sector municipal es una realidad lamentable de muchas comunas. Más lamentable es el hecho de que esta situación se deba a la corrupción. En el caso del Estado de Chile, la situación es menos comprensible. Últimamente, la sustentabilidad de las organizaciones privadas y públicas implica que éstas deben respetar el cumplimiento de sus obligaciones a fin de no perjudicar –antes bien, favorecer– a la cadena de suministro. En esta línea y, específicamente, en relación con el Estado, la Comisión Europea creó una guía denominada: “Buying Social. A Guide to Taking Account of Social Considerations in Public Procurement”, o sea, una guía para tomar en consideración aspectos sociales relativos a las compras públicas. El caso de las relaciones entre el Estado y la pyme está contemplado especialmente.

En la respectiva comisión en que se encuentra el Proyecto se discute acerca de la multa por el no cumplimiento del plazo. En este sentido, a su juicio ¿qué le parece su incorporación y a cuánto cree que debería ascender?

Como lo expresé, antes que la multa, la idea de ligar el uso del IVA como crédito fiscal al pago tempestivo de las facturas a la pyme es mucho más eficiente. Prefiero el incentivo antes que sanción. Por otra parte, las empresas están empezando a integrar en su comportamiento comercial la importancia de la sostenibilidad en la cadena de suministro. Una empresa grande sostenible es una que paga oportunamente a sus proveedores. Así podrá ingresar a los índices internacionales de sostenibilidad, como el Dow Jones Sustainbility Index, por ejemplo. Esto se traduce en mayores posibilidades de financiamiento para la propia gran empresa. 

Se ha hablado que este Proyecto viene a reforzar el negocio del factoring. En este sentido ¿usted está de acuerdo con dicha afirmación? y ¿por qué?

Claro, si la empresa de factoring puede cobrar antes las facturas, es conveniente para ella. Lo importante es que también es conveniente para el cliente o cedente, o sea, la pyme, porque la empresa de factoring aplicará tasas de descuento menores a las actuales, debido a que la espera ya no es tan larga. Es una situación win-win.

Julio 2018