La reforma tributaria en tiempos de crisis: una propuesta para la paz social

Por Christian Mura Courcelle-Seneuil (Egresado de Derecho, Universidad Andrés Bello. Ayudante de investigación en Derecho de Familia, Universidad Andrés Bello. Miembro academia Derecho Civil, Universidad Andrés Bello)

Introducción 

Con el estallido social del 18 de octubre de 2019 que algunos lo han llamado la revolución de los $30, muchos cuestionamientos a nuestro sistema político y económico han visto su foco de discusión más allá de las aulas universitarias y columnas de opinión dominical, ya que, se ha puesto sobre la mesa de todo chileno temas de conversación ajenos a la cotidaneidad, como es el cambio constitucional, reformas políticas, al modelo económico y por supuesto su arista tributaria. 

Es ante este escenario, la presente publicación tiene como fin señalar algunas propuestas en mejora de la capacidad económica de la población de este país, poniendo el foco en una de las demandas sociales que es la rebaja e incluso exención de ciertos tipos de impuestos, a fin de que sean los propios contribuyentes quienes destinen sus recursos tanto para ahorro, inversión o consumo.

El problema económico 

Consiste en resolver el aumento creciente de necesidades con los escasos recursos económicos y naturales existentes. Lo anterior nos hace pensar, con los ingresos que disponemos, según el presupuesto nacional para el 2020 (1) de US$ 74 mil millones, ¿podremos satisfacer las nuevas necesidades de  forma eficaz y eficiente a la vez? 

A pesar de la cifra, la respuesta no es favorable, ya que de dicho monto, se debe utilizar para financiar gasto público, como ministerios, Poder Judicial, Congreso Nacional, salud, educación, pensiones y un largo etcétera. Por lo cual, muchas de las nuevas necesidades deberán financiarse por nuevos impuestos, o aumento de tasas de los ya existentes, lo cual afectará directamente el bolsillo de todos los chilenos.

No obstante, debemos ser ante todo conscientes, de cuánto gasto público podremos financiar sostenidamente en el tiempo, ya que las políticas públicas deben ser bien pensadas y eficientes; ante ello, si por un lado creamos nuevo gasto y aumentamos otros ítems, se deberán realizar ajustes  el presupuesto, teniendo en cuenta el uso eficiente de los recursos públicos.

Ahora, mirando el tema de los impuestos desde otra óptica, si nos situamos en el plan de rebajar impuestos personales y a los bienes y servicios, podemos lograr cambios sustanciales en la vida de los habitantes de este país, logrando generar por vía de políticas tributarias bien pensadas, una mayor liquidez monetaria, lo que se traduciría en dinero eventualmente utilizado para ahorro, inversión, o consumo, lo cual reactivaría nuestra alicaída economía, la cual en los próximos meses, mostrará una mayor debilidad, principalmente en materia laboral, mostrando además un aumento de la tasa de interés en créditos bancarios, según lo señalado por el informe de política monetaria del Banco Central.

Impuesto a los súper ricos 

Son considerados “súper ricos” aquel grupo de la población que posee un patrimonio superior al millón de dólares. Pertenece a este grupo el 1% más rico en la distribución de ingresos del país. 

Ante este escenario, se pretende incrementar el erario fiscal, por medio de la creación de un nuevo tramo del impuesto global complementario, en el cual se aplicará una tasa de 40% a una base imponible compuesta por ingresos superiores a los 15 millones de pesos (2). Con esta nueva tasa, se estima que se incorporarán US$ 285 millones por año a las arcas públicas.

Es importante señalar para efectos de perspectiva, que el promedio de la OCDE (3) en materia de impuestos personales es un 42,01% con un mínimo de 15% en Lituania, y con un máximo de 57,34% en Suecia y situando a nuestro país con una tasa máxima de 35% de este impuesto de tramo progresivo. Por lo cual acercar nuestro país a un tasa promedio, no suena tan descabellado, atendido además la lógica que se piensa emplear. 

No obstante, se critica esta comparación con los niveles promedio de la OCDE, ya que se debe distinguir el gasto público involucrado por concepto de impuestos, es decir, no es el mismo gasto público en materia de prestaciones a los ciudadanos entregada por el estado sueco, motivo que en dicho caso requiere una alta carga impositiva. 

Por otra parte, los detractores de a esta medida, cuestionan este nuevo tramo fundamentalmente por la real recaudación que obtendría, ya que se ha señalado que no es tan efectivo que se logre obtener estos ingresos, principalmente porque las personas que presentan tal nivel de rentas, utilizan sociedades de inversión, a fin de que el retiro de las utilidades, se reinvierta en ellas, con ello, se posterga el pago del impuesto global complementario a fin de mantener liquidez. Dichas sociedades de inversión, compran activos en el mercado bursátil, como fondos mutuos o depósitos a plazo y con ello se aumenta el patrimonio. Por lo lo tanto, bajo esta postura, se afirma que es poco probable el aumento esperado.

Es importante hacer presente los ingresos que obtiene el estado, donde en los últimos años, se ha evidenciado que la recaudación del fisco (4) tiene una gran ponderación el impuesto de valor agregado, siendo partícipe del 47,7%; en segundo lugar los impuestos personales, representando un 36,3%, que dentro del mismo, se compone mayoritariamente por el impuesto a la renta de primera categoría, que expresa la mayor recaudación por este tributo, le sigue dentro de la misma estructura, el impuesto a la renta de segunda categoría, y posteriormente los impuestos finales, como el impuesto adicional y global complementario respectivamente, todo esto en orden de mayor a menor recaudación del impuesto personal. Sucesivamente, encontramos los impuestos específicos, representando un aporte de 9,5% y por último los impuestos a los actos jurídicos representando cifras cercanas al 1%.

No obstante las críticas, es innegable la necesidad de apostar por un aumento en la tasa de las rentas más altas, pues analizando bajo un punto de vista de la recaudación, y el deber de contribución que tienen los ciudadanos, un aumento en 5 puntos no causaría un perjuicio trascendente en su patrimonio, como sí ocurre en las personas de menores  ingresos ante un eventual aumento del IVA.

El impuesto al valor agregado 

La tasa aplicable al impuesto de valor agregado asciende al 19% la cual se aplica a una base imponible determinada por el valor del producto o servicio. Dicha tasa afecta directamente el bolsillo de todo residente de este país, ya que si bien su tributación es por vía indirecta, de forma final, incide en el valor del producto, encareciendo por tanto el costo de adquisición del bien. 

Si analizamos con detalle, las personas con menos recursos, por lógica, destinan gran parte de sus ingresos en consumo, lo que se traduciría en una tributación indirecta del 19% de sus ingresos, lo cual dejaría en desmedro su capacidad para destinar parte de su dinero en ahorro, inversión o simplemente en consumo. Ante esto, se debería considerar la rebaja del IVA, teniendo presente estudios de impacto de ello, a fin  de poder equilibrar la balanza fiscal.  

Por otra parte, si analizamos la realidad de algunos países miembros de la OCDE (5), se aplican tasas diferenciadas de IVA a distintos bienes y servicios, poniendo el foco en los contribuyentes, por ejemplo Alemania tiene IVA diferenciado (tasa 7%) para los alimentos, transportes y libros; y exención de IVA para educación, salud y bienestar. Otro caso es  Dinamarca que tiene exención para servicios de salud, bienestar, educación, deportes y actividades culturales, y una tasa diferenciada de 10% para exportación de bienes, venta y alquiler de barcos, lo cual dice relación con un incentivo a la actividad económica. 

En nuestro país se contemplan exención de IVA (6) a los siguientes bienes y servicios, de los cuales a título de ejemplo sólo señalo algunos casos relevantes: 

  • Venta de vehículos usados
  • Ingresos por concepto de entradas a espectáculos deportivos, culturales y otros.
  • Arrendamiento de inmuebles que no estén amoblados.
  • Establecimientos de educación por los servicios que prestan.
  • Agencias de noticias, radioemisoras y televisión.
  • Servicios de correos.

Siempre teniendo presente al contribuyente, sería interesante tener una discusión seria sobre la rebaja del IVA, principalmente al ser un tributo cuyo impacto que afecta de mayor manera a las personas con menores recursos, ya que son estas quienes destinan la mayor parte de sus ingresos en consumo.

 Una buena forma de pensar cómo aminorar los problemas de recaudación, sería replanteando el uso de recursos públicos, tema que trataremos a continuación. 

La importancia de la eficiencia en el gasto público (7)

Un libro publicado por el Banco Interamericano del Desarrollo, señaló el gran problema de América Latina referido al a ineficiencia en el gasto público, esto se traduce en que se compromete cada año un mayor gasto público el cual no es sostenible en el tiempo. Por otra parte, el aumento en las tasas de impuesto, que generan desincentivos en la inversión y finalmente, el grave problema de la administración de los recursos públicos, agravado por la corrupción, ineficiencia, gasto desmedido, entre otros problemas.

Señala el Banco Interamericano del Desarrollo las siguientes recomendaciones:

  • Mejora de los gobiernos centrales y locales, logrando una eficiente descentralización, un ejemplo que señala este estudio es que al generar una mayor autonomía en la obtención de los ingresos por vía de impuestos recaudados por ellos, los gobiernos regionales administran de forma más eficiente dichos recursos. 
  • Disminución del gasto público excesivo y focalización de los ingresos, Problemas de crecimiento escaso y sostenibilidad del gasto pùblico, 
  • Inversión en infraestructura, y capital humano.
  • Reducción del malgasto en adquisiciones y empleos públicos. 
  • Reducción de transferencias ineficientes en reducir pobreza y desigualdad.

Propuestas

Una posibilidad para poder aminorar a corto plazo los efectos de esta crisis social, con resultados a largo plazo, comienza por repensar en parte nuestra política tributaria e  inspirarnos en nuevas ídeas. Luego, reflexionar en base a la experiencia extranjera sobre materias especificas como la rebaja de impuestos a las empresas, para evitar problemas de liquidez de estas, con ello incentivar el crecimiento y así mantener e incrementar las fuentes laborales, sin perjuicio, que de paso, se pueda atraer la inversión extranjera, haciendo mas competitivo a nuestro pais. Otro punto, es replantear los impuestos personales, creando nuevos tramos de tributación.

Otro medida considerable es tener presente el establecimiento de un IVA general y una tasa diferenciada para ciertos bienes de primera necesidad, como por ejemplo los alimentos, servicios como insumos y medicamentos, cultura, transporte público y en general artículos de primera necesidad; como contrapartida una tasa mas elevada para los bienes suntuarios o alimentos con tres sellos, lo cual sería una forma de lograr un equilibrio las arcas fiscales. 

Como último punto en este acápite, es menester hacer presente la necesidad imperiosa de modernizar el estado, instaurar una política pública de eficiencia en el gasto, eliminar el exceso de burocracia, y mejorar los mecanismos de control de gasto, acompañado obviamente de las potestades de la Contraloría, a fin de que se detecte todo tipo de problema ex ante como malversaciones, corrupción, despilfarro, entre otros ilícitos en la administración, de tal forma de crear también con este nuevo pacto, un estado administrador responsable de los recursos de todos los chilenos, pudiendo demostrar empíricamente que  las instituciones funcionan. 

Conclusión

A fin de seguir replanteando la filosofía tributaria, es menester tener presente al filósofo alemán Peter Sloterdijk (8), quién en su libro titulado Fiscalidad voluntaria y responsabilidad ciudadana, propone cambiar el paradigma de los impuestos, primeramente dejando atrás el sistema feudal impositivo que tenemos actualmente, pasando a uno postdemocrático, en que el contribuyente deje de ser un deudor de la obligación tributaria, y pase a ser un dador o patrocinador, ya que este cambio de lógica, representaría un despertar moral a la vida, por el cual se podría involucrar al ciudadano en todas las fases del proceso fiscal. Ergo, se pasaría de una lógica del contribuyente obligado a pagar tributos al fisco, a la de un donante más participativo en la vida pública, lo que obligaría a los políticos y burócratas a invertir en lo que quieren los ciudadanos.

Sin embargo, es probable que con estas políticas no se aumente necesariamente el erario fiscal, puesto que apunta en gran medida en sentido contrario, no obstante, si ponemos el foco en la eficiencia de los recursos, focalización del gasto y control de este, tal vez logremos de mejor manera satisfacer las necesidades sociales actuales, ya que sin la debida fiscalización de los recursos, ni la correcta utilización de estos, aunque se tenga una carga tributaria elevada, estos no podrían financiar las obligaciones sociales del estado para con sus ciudadanos, sin perjuicio de los problemas de sostenibilidad a largo plazo, especialmente en materia de impuestos personales. 

Para concluir finalmente, sería interesante que estas ideas y propuestas, puedan pasar por un filtro académico más riguroso, que se realicen estudios a corto, mediano y largo plazo de los efectos que traería la aplicación de cualquiera de estas medidas, además de desarrollo de modelos de simulación, discusión legislativa e investigaciones académicas, y por supuesto, análisis de la experiencia extranjera, todo a fin de lograr una nueva política tributaria a futuro, la cual siempre debe ir en beneficio del contribuyente.  

Es por ello, que os invito a repensar la administración de los recursos públicos, a fortalecer los órganos fiscalizadores, y ha avanzar hacia un estado moderno, verdaderamente eficiente en el manejo del patrimonio de todos los chilenos. 


Referencias

  1. CNN. (2019).  Gobierno y oposición logran firmar acuerdo para el Presupuesto 2020. 12 de noviembre. Disponible en:  [https://www.cnnchile.com/economia/gobierno-y-oposicion-logran-acuerdo-para-el-presupuesto-2020_20191112/]. Fecha de última consulta: 30 de diciembre de 2019.
  2. Diario Financiero. (2019). Reforma tributaria avanza y hacienda prevé recaudación de US$2.200 millones. 18 de diciembre. Disponible en: [https://www.df.cl/noticias/economia-y-politica/df-tax/reforma-tributaria-avanza-y-hacienda-ve-mayor-recaudacion-de-us-2-200/2019-12-18/114855.html].Fecha de última consulta: 30 de diciembre de 2019.
  3. Cabrera, Fabiola. (2018). Tasas impositivas en Chile, impuestos desde la perspectiva comparada internacional, Biblioteca del Congreso Nacional (online), p.8, disponible en [https://www.bcn.cl/obtienearchivo?id=repositorio/10221/26064/1/Carga_tributaria_chile_comparativo_FINAL.pdf]. Fecha última consulta: 30 de diciembre de 2019. 
  4. Agostini, Claudio. (2018). Los impuestos importan. En observatorio conómico (online). Vol. 22. p.4. Disponible en: [https://fen.uahurtado.cl/wp-content/uploads/2010/06/pdf-observatorio-n22.pdf]. Fecha última consulta: 30 de diciembre de 2019.
  5. Cabada, Juan Pablo. (2014). IVA diferenciado en países de la OCDE. En Biblioteca del Congreso Nacional, P. 2, Disponible en:  [https://www.bcn.cl/obtienearchivo?id=repositorio/10221/20146/5/JPC%20IVA%20diferenciado%20en%20OECD.pdf]. Fecha de última consulta: 30 de diciembre de 2019.
  6. Cabada, Juan Pablo. (2014). Aspectos básicos del impuesto de valor agregado. En Biblioteca del Congreso Nacional, disponible en: [https://www.bcn.cl/obtienearchivo?id=repositorio/10221/21232/5/JPC%20Aspectos%20basicos%20del%20IVA_v2_v3_v4.pdf]. Fecha última consulta: 30 de diciembre de 2019.
  7. Izquierdo Alejandro, Pessino Carola, Vuletin Guillermo. (2018).  Mejor gasto para mejores vidas: Como américalatina puede hacer mas con menos. Banco Interamericano del Desarrollo. P. 49 [https://flagships.iadb.org/es/DIA2018/Mejor-Gasto-para-Mejores-Vidas]. Fecha de última consulta: 30 de diciembre de 2019.

¡Suscríbete a nuestro boletín aquí!

Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s